HOLA, SOY JESÚS.

Fotógrafo, marido y apasionado por contar historias a través de la luz y las imágenes.

Ayudo a que parejas de todo el mundo puedan preservar sus recuerdos para siempre, doy vida a esas memorias que ni siquiera el tiempo podrá borrar.

Tu historia está llena de magia y eso es lo que encontrarás y sentirás en cada una de las fotografías de tu gran día.

ASÍ EMPEZÓ ESTA HISTORIA

Desde pequeño mi cámara me acompañaba a todas partes y fue cuando cumplí los 25 años que lo dejé todo para capturar recuerdos con ella.
La verdad es que nunca pensé dedicarme a la fotografía de boda, hasta que un buen día un amigo me enseñó imágenes de enlaces celebrados fuera de España. Me enamoraron y enseguida decidí que quería dedicar mi carrera a preservar esas historías de una manera natural y sensible.

PALABRAS E HISTORIAS FELICES

1

El día fue mágico, como para toda novia, pero ver las fotos y que transmitan esa magia es increíble! Jesús es muy profesional, atento a cualquier hora a cada duda que se me presentaba, hace fácil lo difícil, y para mi que no soy muy “instagramer” y posar me cuesta mucho, me lo hizo muy cómodo. Un placer y una alegría poder disfrutar de esos recuerdos tan maravillosos que nos ha dejado.

2

Jesús es un fotógrafo que prioriza siempre el detalle, le encanta dar valor a su trabajo mostrando los pequeños detalles que hacen diferente a cada pareja. Le gusta conocer bien a las parejas antes de trabajar con ellos, para poder así destacar lo más característico de cada uno. Destaco la minuciosa preparación previa al día de la boda, mostrando siempre una gran profesionalidad y una gran calidad humana. El día de la boda, estuvo pendiente de todos los detalles y consiguió captar todo. La calidad de su trabajo ha sido excelente. Estamos muy contentos con el resultado. Muy recomendable. En resumen, un gran fotógrafo.

ASÍ SERÁN LOS RECUERDOS DE VUESTRO GRAN DÍA

-Naturales, espontáneos y llenos de luz.

-Miradas reales, gestos de amor y sonrisas llenas de significado.

-Tus amigos y familiares, juntos, celebrando el día más bonito de tu vida.

-Fotos desprevenidas y distendidas, como si la cámara nunca hubiese estado allí.

CERRAR MENÚ